Interpretación simbolica en la numerología

 

Los activadores de la conciencia son aquellas señales que van apareciendo a lo largo de nuestra evolución espiritual, mostrándonos el camino, aludiendo nuestros planes espirituales o reflejando nuestros estados de conciencia en momentos determinados. Estas señales pueden venir en forma de números, imágenes, sitios, animales, sueños, personas, etc., que son símbolos que provienen y representan otros estados de conciencia, con los que estamos conectados, son símbolos de un lenguaje espiritual que debemos comprender y aprender a traducir para trasladarlos a nuestro plano e ir avanzando en nuestro sendero.

 

Puede que al principio no los notemos, pues nadie nos ha enseñado a hacerlo, pero esto no implica no podamos aprender a agudizar nuestra percepción para ver los activadores que aparecen a cada momento de nuestras vidas y también estimular nosotros a que estos activadores o señales aparezcan cuando los necesitemos. Sin embargo existen activadores que ya traemos en nosotros, del propio camino espiritual recorrido y tienen que ver con nuestra misión individual, que suelen ser algo parecido a maestro interno, ser real, yo soyguía personal, etc. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cada persona trae implícito en su ser dos misiones básicas fundamentales, la de desarrollar los potenciales que posee cada ser humano y conocer cual es el rol individual en la Misión Cósmica, la cual es el conjunto de infinitas misiones individuales que mueven la Consciencia hacia una evolución espiritual más sutil y amorosa, que incluye a cada ser viviente y al planeta.

 

 

 

 

 

Los activadores o señales que aparecen en forma de números, fueron parte de la profunda sabiduría egipcia y a continuación se mencionarán algunos de ellos.

 

 

 

 

 

 

 

144.000, es un número simbólico relacionado al consciente e inconsciente colectivo, clave para modificar el futuro del planeta, activando aspectos de la conciencia para la evolución de aquel colectivo. Este número a su vez contiene el número 12, símbolo del discípulo, el aprendiz de maestro, el cual aplica la enseñanza. También contiene el 1000 que implica multitud y ciclos. El Apocalípsis en su capítulo siete, menciona este número refiriéndose a los muchos discípulos que formando una multitud habrían despertado su conciencia al “lavar sus vestiduras”, y su misión es la de seguir despertando a otros. El 12 x 12 x 1000 = 144.000 significa la cantidad mínima de personas necesarias para que un efecto en cadena sea positivo en el despertar de la consciencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También este activador  o número fue mencionado en las historias de los Hopi de Norte América (México y EEUU), que decían que se necesitarían de 144.000 danzantes del Sol danzando constantemente a lo largo de la noche oscura -fin de ciclo- garantizando que llegue el amanecer.

 

 

 

 

 

 

 

, es el número de la constante vibración de planos sutiles superiores de los aspectos femeninos de toda la creación, es la intuición que alerta sobre lo negativo, a lo cual es importante tomen en cuenta. Es la humildad, entrega, asistencia e incondicional amor que mantiene el equilibrio interior y exterior, afectando el ambiente que rodea al individuo.

 

 

 

 

 

 

 

44, es la positividad y la preparación para actuar en el momento justo, siendo la señal para proceder a implementar la sabiduría adquirida, ante circunstancias que demandarán quizás sacrificios, responsabilidad y compromiso.

 

 

 

 

 

 

 

, son los cambios y la preparación que se debe realizar con respecto a ellos. Símbolo de la Cuaresma del cristianismo y de muchos episodios claves en su historia, de los 40 días de ayuno previo, esencial para la purificación y fortalecimiento antes de la gran misión. El simbolismo de este número también es mencionado en el cuento Alí Babá y los cuarenta ladrones, en donde el tesoro robado por aquellos ladrones era el conocimiento de la humanidad, siendo escondido éste en una cueva o mundo intraterreno, al cual sólo se podría llegar si se encontrara la entrada al sintonizarse con lo más sutil de aquel conocimiento, representando lo aislada que se halla humanidad con respecto al verdadero Tiempo Real Universal y a la potencialidad individual de cada ser.

 

 

 

 

 

 

 

, es la evolución de la consciencia que implica comprometerse a grandes desafíos, dentro de una vibración de equilibro interno y externo hacia uno y los demás. Relacionado a la ley universal de la correspondencia, es decir, lo que es arriba es abajo, el universo está reflejado en el micro universo que somos nosotros, si nosotros evolucionamos, lo haremos hacia un mejor universo.

 

 

 

 

 

 

 

32, simboliza al amor que afronta a lo dual, impregnándolo de espiritualidad todo aquello superficial de nuestras personas, cambiándolo en el proceso, elevándolo. Señal que aparece con frecuencia cuando paciencia y comprensión es requerida de nosotros, para mantenernos armónicos interna y externamente, no importando lo que suceda.

 

 

 

 

 

 

 

, es el momento en el que debemos probar que nuestra preparación logrará esa unidad necesaria para dar el siguiente movimiento en la evolución espiritual.

 

 

 

 

 

 

 

30, es el activador relacionado al comienzo de compromisos, retos y acciones más elevadas. Es el inicio de una nueva vida pero con el amor espiritual como base.

 

 

 

 

 

 

 

, relacionado con el destino y el plan cósmico el cual quizás no se está realizando, por lo que aparece muy frecuentemente como tratando de hacer recordar aquella misión para la cual el individuo se preparó tanto, y en la que debe continuar.

 

 

 

 

 

 

 

21, es la superación de los opuestos y logro del equilibrio en la unidad.

 

 

 

 

 

 

 

20, es la nueva chance del renacimiento, oportunidad para alcanzar los objetivos, con la retroalimentación de todo lo aprendido y logrado hasta este punto.

 

 

 

 

 

 

 

, es la inspiración necesaria que nos motiva a avanzar a través de los ciclos nuevos que se están presentando, es la inspiración que sólo aparece cuando uno está listo para concretar aquello que estamos aprendiendo, también es un activador solar que implica irradiar esa inspiración a los demás.

 

 

 

 

 

 

 

18, es la unidad que debemos alcanzar dentro nuestro siguiendo la intuición ante todo lo que se nos presente, circunstancias internas y externas, evitando así ser llevados de un lado a otro por nuestras emociones.

 

 

 

 

 

 

 

17, es la transición entre etapas, gracias al conocimiento intuitivo profundo de uno mismo hacia la perfección. Implica también la muerte mística, la etapa anterior que fue la más densa en nuestro camino, la que dejamos atrás hacia una etapa elevada, lo cual puede ser complicado pero necesario.

 

 

 

 

 

 

 

16, es una alarma que avisa el urgente alejamiento de todo lo que conlleve con los actos y pensamientos de falsedad y mentira, hasta lo más mínimo, es la urgencia de mantener la verdad en nosotros y todo lo que hacemos a pesar que el mundo nos quiera inducir a seguir mintiendo.

 

 

 

 

 

 

 

 

, es el peligro del apasionamiento, de dejarse envolver por la mentira, la injusticia en la que algunas fuerzas del mundo operan. Es estar alerta ante esto, en especial cuando aparece esta señal.

 

 

 

 

 

 

 

14, es el renacimiento y al mismo tiempo la continuidad espiritual, la preparación acumulada que nos lleva a contrarrestar la pereza y la sensualidad sin mayor problema, pues la fortaleza interior es inquebrantable. Es el cúmulo de la sabiduría de todas las vidas vividas.

 

 

 

 

 

 

 

13, es la muerte y la vida, la relación que existe entre ambos estados, de la ilusión de la muerte pues lo espiritual no muere, sino lo que sucede es una continua purificación a través de cada experiencia. La muerte es el estado previo a una nueva vida, parte de un ciclo de regeneración eterna. Son las trece lunas del calendario lunar.

 

 

 

 

 

 

 

12, es el discípulo escogido por su capacidad y entereza para hacerle frente a todas los retos que se avecinan, gracias a la seguridad de su fe que le concede un gran potencial mágico que puede tranquilamente superar la dualidad. Es el recordatorio de nuestra misión final, para la cual trabajamos tanto en nuestra evolución y para asociarnos con personas que son afines a nuestros objetivos.

 

 

 

 

 

 

 

11, es el coraje, la fortaleza y la persuasión, el afán indestructible de alcanzar la unidad más allá de la dualidad, es Dios habitando cada uno de nosotros y la fuerza que nos otorga para realizar nuestros objetivos, es el amor que guía y ayuda a guiar.

 

 

 

 

 

 

 

, es el comienzo y final de cada ciclo, que comunica que algo está acabando y que algo nuevo se aproxima.

 

 

 

 

 

 

 

9, es el desapego importante para poder avanzar en el camino, sin el no podremos hacerlo, desechando el miedo al cambio, a lo desconocido. Es el compromiso que tenemos hacia los demás.

 

 

 

 

 

 

 

8, es el equilibro y la paz que debemos mantener constante, ante las vicisitudes o pruebas que puedan aparecer, con la humildad de la intuición que nos guía gracias al amor incondicional, que lo logra todo, con la ayuda de las energías femeninas de toda la creación. Es la inteligencia emocional aplicada en todo.

 

 

 

 

 

 

 

7, es la perfección gracias al esfuerzo, es el conquistarse a uno mismo para avanzar en nuestro camino, venciendo obstáculos, aceptando los cambios, nos avisa que debemos esforzarnos más para alcanzar esa perfección y si se requiere, reflexionando en soledad. Es el orden universal septernal.

 

 

 

 

 

 

 

 

, es lo que debemos buscar más allá de lo que vemos, más allá del horizonte, en nuestros aspectos internos y externos. Equilibrio que debemos mantener, la responsabilidad, ecuanimidad y sentido de justicia. La armonía en todo lo que  pensamos, hacemos y sentimos.

 

 

 

 

 

 

 

5, es la magia de la comunicación, la libertad expresiva de quien se muestra tal cual es. La excelente relación de uno mismo con uno y con los demás. La comunicación que transforma, orienta y mejora la interacción con los demás. Esta persona está en contacto directo con los planos superiores e incluso la vibración personal se le puede ser revelada, la cual hará más eficiente su entrada a esos mundos no visibles.

 

 

 

 

 

 

 

4, son las cuatro direcciones y el Cosmos, es la positividad de la proactividad y la practicidad en las acciones y pensamientos, son los elementos, las cuatro etapas de la vida humana, las estaciones, la cruz que simboliza la elevación espiritual. Es Dios más allá de su creación y las leyes universales que podemos aplicar desde nosotros y en nosotros. Es alegría y respeto en todo lo que hacemos y hacia todo lo que nos rodea.

 

 

 

 

 

 

 

3, es la espiritualidad de la integración, la totalidad del amor en su sabiduría equilibrada. Son los planos físico, mental y espiritual muchas veces representado también por un triángulo. Es la renovación que debemos tomar hacia el amor y lo hermoso de la vida, compartiéndolo con los demás. Es evolucionar en cada aspecto.

 

 

 

 

 

 

 

2, es el hombre y el mundo dual, las fuerzas opuestas de las que debemos aprender para superarlas, es el conocimiento interior que debemos buscar para transcender lo dual. También implica la necesidad de comprensión y paciencia.

 

 

 

 

 , es la divinidad de la integración, la unidad dentro nuestro y con el cosmos, el inicio de un nuevo ciclo, completamente distinto a lo ya vivido, es la creación de algo nuevo. Al aparecer frecuentemente, implica que se debe crear y compartir un mensaje de integración para percibir a Dios el Uno en todo lo que existe y en nosotros. Generalmente esta señal aparece cuando el maestro interno pide que procuremos perfeccionar la acción de purificar nuestras emociones y pensamientos, elevándolos más hacia el amor puro, es aprender a sentir esa presencia espiritual que se encuentra en todo y en nosotros, que solo puede ser percibida al interiorizarnos y al despegarnos o independizarnos de lo externo o de aquello que pueda influirnos de algún modo. 

 



  • Otras secciones: