Los Ángeles

 

Son seres divinos que encauzan la energía celestial para resolver los conflictos del cosmos. Son la manifestación de amor divino, de la sabiduría y del poder absoluto.

Protegen nuestra energía espiritual, nos alertan en momentos de riesgo siempre están dispuestos a ayudarnos de acuerdo a nuestras necesidades y nos acompañan para concretar nuestros potenciales en todos los niveles. Tienen la habilidad de adoptar varias formas para mostrarse ante nosotros cuando es necesario. Expanden el espíritu de la vida y renuevan todo lo que tocan. Su nombre procede del latín Angelus y del griego Angelos, cuya definición es“Mensajero de Dios”.

 

Son seres de luz que existen para alabar a Dios. Están en el mundo antes que el ser humano. Los ángeles son energía pura, espíritus trascendentales. Fueron creados perfectos, libres de las condiciones humanas. Su destino es concentrar, aumentar y desarrollar las energías del Señor en favor de toda la creación, atendiendo las necesidades de la humanidad, exaltando los sentimientos de fe, verdad, libertad, misericordia, justicia, esperanza, caridad, honor y integridad,

Ellos pueden pasar por nuestra existencia, sin que seamos capacitados para reconocerlos. No hay hombre que no haya sido visitado alguna vez por un Ángel. Sin embargo, no todas las personas están preparadas a admitir que han recibido su visita.

 

Una  leyenda cuenta  que desde el día en que nacemos, un ángel posa un dedo sobre nuestros labios y dice:” Calla no digas lo que sabes”. Por eso nacemos con una hendidura en el labio superior, sin acordarse nada del sitio de donde venimos.



  • Otras secciones: