Virgo

Virgo

 

 

Símbolo en el Zodiaco:              Virgen

Duración Tropical:                     24 de agosto al 22 de setiembre (anualmente variable)

Duración Sideral/ Yiotisha Hindú:  13 de setiembre al 6 de octubre (anualmente variable)

Constelación:                            Virgo

Elemento:                                 Tierra

Cualidad:                                 Mutable

Domicilio:                                 Mercurio

Detrimento:                              Júpiter y Neptuno

Exaltación:                                Mercurio

Caída:                                      Venus

 

 

Signo astrológico que ocupa el sexto lugar en la lista de signos zodiacales, tercero de esencia negativa femenina yin, de cualidad o modalidad cardinal mutable. Servicio del trabajo, representado por una Virgen, compartiendo el elemento Tierra con Capricornio y Tauro. Su planeta regente hasta 1970 fue el “aún” invisible Vulcano (del cual algunos dicen, es su verdadero planeta regente, que  eventualmente aparecerá, así como ocurrió con Urano), actualmente su regente es Mercurio, siendo su complementario opuesto Piscis.

 

A través de los tiempo fue relacionado con diversas diosas debido a la simbología femenina que lo representa, desde Afrodita hasta Astrea, también Ceres en la mitología romana, quien favorecía las cosechas y la fecundidad, sosteniendo una espiga, la cual es una estrella (Spica) dentro de la constelación.

 

Otras asociaciones que posee son el metal mercurio; las piedras jaspe, cuarzo, amatista y peridoto; las plantas alpina y de roca; los animales tortuga, fénix y lechuza; los colores negro, azul y verde; los órganos del cuerpo como intestinos y abdomen; el día viernes.

 

 

¿Cómo son los Virgo?

 

 

Extremadamente inteligentes, trabajadores, minuciosos en sus labores, pacientes, prácticos, observadores, ordenados,  gustando de los ambientes limpios,  un tanto tímidos pero confiables y de vida saludable. En su aspecto negativo pueden llegar a abusar de su sentido de perfección dilatando el término de algún trabajo complejo, tienden al conservadurismo, proclives a la crítica extrema hacia las demás personas. Detestan el desorden, la inmundicia, la holgazanería y lo incierto.

 

 

Su distanciamiento y reserva con respecto a los demás (aunque con amabilidad), evita que la mayoría de sus relaciones sean profundas, debido al temor que poseen de expresar todo lo que sienten, por la inseguridad acerca de sus propios sentimientos e ideas. Equilibran muy bien la discreción con la afabilidad y la simpatía, siendo capaces de ayudar positivamente gracias a su objetividad, la cual notablemente, le cuesta aplicar a sus propios asuntos. Gozan de tal dignidad y encantadora exquisitez, tanto las mujeres virgo como los hombres.

 

 

En el trabajo

 

 

Llegarán a triunfar en sus carrera si ocupa puestos que no sean los de liderazgo, pues carecen de pericia a la hora de tomar decisiones estratégicas debido a que prefieren ir por lo seguro, por cuya razón pueden tender a ser excesivamente exigentes, aunque su afán de justicia puede nivelar esa propensión, lo que evitaría roces en el ambiente laboral. Son habilidosos artistas, científicos, traductores e intérpretes, contadores, bibliotecarios, editores, asistentes sociales, historiadores gracias a su excelente memoria, médicos, oradores e incluso diseñadores, debido a su gran sentido de la moda y la elegancia.

 

 

En las relaciones personales

 

 

Muy afectuosos, excelentes padres y esposos, aunque no tan amorosamente apasionados, pues la pasión tiene que ver mucho con el desorden (de emociones) contrastando con su tendencia extrema al orden, lo que imposibilita confiar y entregarse, debiéndose mucho de ésto a su inseguridad.

 

 

Conquistando a un Virgo

 

 

Algo importante en su vida es la pulcritud y el orden constantes, virgo valora esas cualidades en una persona, y notará inmediatamente si sus acciones son reales o son sólo para el momento. Para ganar su confianza se debe cultivar la paciencia, debe ir conociendo paulatinamente a la persona que entre en su vida, apreciará que se le solicite ayuda o consejos, cuidando de que sea sobre algo que coincida con sus valores, lo que será un mecanismo para que entre ambos se vayan conociendo, siendo todo el tiempo comedido con las emociones, en el seguro terreno (para virgo) de la lógica y la razón, no presionándolo a demostraciones emotivas, pero sí dará mucho cariño en la intimidad. Es mejor no esperar pasión.

 

 

Ante todo es importante respetar su necesidad de reserva, dándole su propio espacio, no invadirlo, brindándole esa seguridad en la que puedan apoyarse y previsibilidad en todo lo que compartan. Buenos regalos y vestimenta, harán que gane puntos con virgo.

 

 

Conquistando a un hombre Virgo

 

 

El empeño en demasía en sus labores, los convierte en ávidos en la perfección, detallistas y metódicos, características que los hacen únicos en el zodiaco en ese sentido; también sienten mucha responsabilidad por lo que hacen. Siendo éstos los aspectos principales a tener en cuenta al momento de intentar conquistarlos.

 

 

Imprescindible es procurar encontrar una vía de comunicación en la que ellos se sientan seguros, la cual puede comenzar teniendo que ver con alguna ayuda solicitada sinceramente a virgo o tratando de resolver algún problema que compartan. Evite criticar su manera de ser, pues esos aspectos son parte de su esencia, no pueden ser cambiados. La pulcritud, el buen vestir y el orden, lo pueden llegar a seducir.

 

 

Conquistando a una mujer Virgo

 

 

Una de las características de la mujer virgo es su pureza, su laboriosidad, practicidad y su sentido crítico. Quien busque seducirla deberá asegurarle tranquilidad y paz, pues su excesivo perfeccionismo, pueden generar una estresante preocupación, la que se puede aprovechar, ofreciéndole apoyo que alivie de alguna manera esa situación. Si se le brinda un ambiente relajado y alegre, la relación podría llegar a funcionar. El orden, la pulcritud y el buen aspecto son esenciales.

 

 

Las excesivas demostraciones de amor y pasión descontroladas no le llaman la atención. Sin embargo, con paciencia, si se gana terreno primeramente con la amistad y fiabilidad, eventualmente sus sentimientos podrían evolucionar hacia el amor, dándole tiempo al tiempo. Siendo importante no decepcionarlas ni tampoco ser insistentes en tener sexo sin que se hayan conocido lo suficiente como para que se sienta en confianza. Invítala a cenar o a pasear, aprovechando el tiempo compartido para que se conozcan mejor. Pídele ayuda, siendo agradeciendo siempre su disposición.



  • Otras secciones: