Tarot Egipcio

¿En qué consiste el Tarot Egipcio?

 

 

La palabra Tarot puede rastrearse etimológicamente en varias culturas antiguas, desde la diosa Ashtaroth e Inda Tartar. También puede simbolizar al Zodíaco el cual implica en vínculo entre el cielo y lo que es divino. Otras palabras semejantes son Torah (la ley en hebreo), Throa (la puerta en hebreo), Rota (rueda de la muerte y la vida en latín), Orat (hombre que reza en latín), Taor (dios de la oscuridad en egipcio), Ator (venus o la gran madre en egipcio) y Taro (girar en egipcio).

 

Las palabras de origen egipcio que aún se conservan puras dentro del Tarot son Taro, Mat y Pagad.

 

El origen inmemorial del Tarot (o Libro de Thot) Egipcio lo ubica entre los más remotos en el tiempo y que existen aún en la actualidad siendo la herramienta de base que ayudó a comprender a profundidad el ocultismo y a dominar las habilidades adivinatorias. Se lo estima como uno de los más certeros y reales en comparación a los otros sistemas de Tarot, por su facilidad de interpretación.

 

El Libro de Thot fue el libro sagrado utilizado por los pobladores del antiguo Egipto. Los sacerdotes egipcios eran los que conocían e indagaban en las cuestiones del espíritu, las cuales eran representadas por jeroglíficos y símbolos, en 78 láminas cuyo material era el oro puro, y en su totalidad era considerada como “aquello que daba conocimiento a todo.”

 

Éste ha sido el vínculo que existió entre la civilización Egipcia, la antigua hermética, la astrología, la numerología, el inconsciente, el espíritu y entre muchas otras corrientes y religiones del mundo. Incluso muchos dicen que el Tarot representa la más certera forma de posible deducción de la Biblia.

 

Incluso las imágenes del Tarot pueden asistir en la interpretación psicológica y psíquica de la personalidad y del subconsciente, y se supone que Sigmund Freud llegó a utilizar cartas de Tarot Egipcio (debido a que fueron encontradas en su casa después de su muerte), con qué fin en específico eran utilizadas, se desconoce.

 

En uno de los principios del Kibalión está incluida una de las frases del Maestro Thot “Como es arriba es abajo. Como es abajo es arriba”. No se puede negar que el Tarot Egipcio es la conexión sutil entre todas las creencias.

 

En el año 1781 al Tarot Egipcio se lo conocía como un documento o libro que compilaba a historia de Egipto, su mitología y sabiduría.

 

De esto surgió inicialmente una serie de Tarot elaborado por un astrólogo de origen francés llamado Etteilla, esta serie se llamó El Libro de Thoth. Luego con el tiempo fueron desarrollándose muchas otras variantes de esta serie. Entre estas están la Gran Etteilla y Etteillas I, II y II.

 

También existen otras series de cartas de Tarot Egipcio que fueron creadas, desarrolladas y difundidas mundialmente.

 

El mazo del Tarot Egipcio consta de 78 cartas que se separan en dos grupos que son los arcanos mayores y menores. Los arcanos mayores poseen 22 cartas y los menores 56 y el diseño de sus imágenes evocan a la civilización del antiguo Egipto.

 



  • Otras secciones: