Magicos amuletos y cuentas de encanto del mundo greco romano

Durante la época de la civilización greco romana las costumbres acerca de la magia estaban tan arraigadas que el uso de hechizos, cuentas de encanto, talismanes y amuletos para influenciar situaciones propias o del ambiente era algo muy habitual. Algunas religiones aún condenan estas costumbres a pesar de que ellas mismas basan sus rituales en aquellos antiguos ritos.

 

En aquellas épocas muchas de las piedras y los cristales preciosos eran utilizados para lograr éxito en las competencias y batallas relacionadas con los dioses de aquel entonces. Algunas de ellas eran la calcedonia lechosa asociada al dios Júpiter, la amatista con el dios Baco quién confería sus  poderes a sus portadores y el jaspe de color verde con dios Ceres, Heliotropo o Helios dios del Sol.

 

También se utilizaban cuentas a las cuales se les incluían o grababan frases que ahuyentaban a las entidades maléficas u otorgaban mejor suerte como la de VTEREFELIX (utere felix) expresando “buena suerte” para quien lo portaba.

 

 

 

En el caso de buscar resguardo para los niños de toda  clase de peligros se recurrían a símbolos protectores como perros, la palma de una mano, cuervos, una flecha atravesando un ojo, entre otros. Por cierto, éstos símbolos junto con otros (como los de los egipcios) de aquel periodo aún existen en la actualidad, siendo muy vistos en la literatura, películas y arte en general.

 

En el presente, las cuentas de encanto siguen utilizando esos símbolos mágicos de las civilizaciones antiguas, debido a que el profundo significado que contienen aún están impregnados dentro de nuestra consciencia colectiva, porque son una representación tangible de nuestras abstracciones, ideas y deseos relacionadas a nuestra realidad del día a día, y debido a esto los artistas dedicados  a la fabricación de joyas de todo tipo, aún conservan estas tradiciones, añadiéndolas en sus diseños.



  • Otras secciones: