Carta Astral

 


 

 

El análisis de la observación del desplazamiento de las estrellas y su interpretación con respecto a las situaciones diarias de la vida en la Tierra es la Astrología. En su versión actual, la astrología además asiste a los individuos en el conocimiento de sí mismos y en su proceso evolutivo.

 

Para esto se utiliza una herramienta llamada carta astral, la cual es un gráfico en el cual se puede observar la ubicación de cada planeta, en el momento del nacimiento de una persona, indicando la fecha, hora, minutos y localización (latitud, longitud) de la misma, todos éstos datos exactos, para lo que se necesitarán además las tablas de las casas, las efemérides de cada planeta y algoritmos planetarios que pueden calcularse con ayuda de softwares o programas de computadora específicos para el efecto.

 

La carta astral (también llamada mapa natal, radix, natividad, tema natal, horóscopo, etc.), ayuda a visualizar con precisión los flujos de energías cósmicas que inciden en la vida de cada persona, siendo herramienta útil para conocer los rasgos positivos y negativos de nuestras características principales, además de las potencialidades, siendo importante cada detalle que aparece en la carta astral para su interpretación o incluso para predicciones.

 

En el gráfico de la carta astral puede verse geocéntricamente representado el cielo, con sus estrellas estáticas, planetas, los signos del zodiaco, las casas, entre otros aspectos, también la Tierra con su meridiano y horizonte desde un punto de longitud y latitud, junto con la hora sideral o tiempo sidéreo local.

 

En el cálculo de una carta astral se requerirán los datos precisos de modo a poder situar la ubicación  correcta de las casas. En el caso de los planetas, éstos se calculan en base a las efemérides planetarias, para lo cual no se necesita la hora, pues se utiliza generalmente la 0 hora del Tiempo Universal. La Luna, considerada astrológicamente un planeta, con movimiento de alrededor de 12 grados, requiere de la hora para poder ser ubicada dentro del gráfico.

 

Luego se calcula la ascensión recta del mediocielo (A.R.M.C) o cúspide de la Casa X para ubicar las casas en el gráfico. En el caso de la hora del acontecimiento (nacimiento, fundación, etc.), ésta es considerada la hora oficial, a la que se le debe restar las horas de horario de verano u ahorro de energía, que generalmente se agregan. Y la hora sideral a 0 hora del tiempo u horario universal de efemérides planetarias, se utiliza para el día, mes, o año estudiado.

 

La longitud (grados, minutos, segundos) de la ubicación de nacimiento es convertida a horas, minutos, segundos y luego adicionada a la hora sideral. Se resta si la longitud es Este. Este resultado dará la hora sideral de medianoche de la localización natal.

 

Al anterior resultado se le adicionan las horas, minutos, segundos a partir de la 0 hora hasta el horario en que se dio el nacimiento, para obtener el horario sideral de nacimiento (A.R.M.C), con la que se puede luego calcular las demás casas adicionando 180º, para ubicar las opuestas.

 

Los planetas son ubicados, calculando luego la diferencia entre ellos y los puntos relevantes (ángulos, partes arábigos) del mapa natal, en grados. Si este resultado es un aspecto positivo/negativo u orbe determinado, la distancia angular de éste será un aspecto. Por último se hacen los cálculos de partes arábigos.

 

La enumeración de los signos zodiacales está relacionada con la partición en doce iguales porciones o sectores de 30º, de la Eclíptica, cada uno de ellos conteniendo un simbolismo asociados al concepto del ciclo 3 y a la ubicación de cada porción dentro del mismo y no precisamente relacionado con las constelaciones.

 

El Punto Aries es también conocido como Punto Vernal, donde la eclíptica confluye con el Ecuador celeste, influenciado por la precesión equinnocial de la Tierra el cual es retrógrado, es decir, éste se mueve hacia atrás 50 segundos anualmente, lo que ha movido al Punto de Aries 0º a la última sección de la constelación de Piscis, lo que no causa repercusión astrológica debido a que las constelaciones no son importantes al momento de ubicar los planetas en el cielo, puesto que lo que es fundamental es la ubicación eclíptica relacionada al círculo.

 

Los signos del zodiaco son elementos o energías planetarias con incidencias o aspectos psicológicos, dependiendo de su ubicación específica dentro de la eclíptica. Asimismo son categorizados  en pares, siendo uno de ellos positivo (masculino) y otro negativo (femenino), alternándolos, iniciando en Aries (positivo), y continuando con el siguiente (negativo), siendo a estos positivos asignados rasgos activos o extrovertidos, y a los negativos pasividad e introversión.

 

Las triplicidades son las agrupaciones de a tres, en donde los elementos fuego, tierra, aire y agua, están cada uno ligados a un signo. Agrupados de a cuatro o cuadruplicidades, se les agrega a cada uno las cualidades cardinal, fija o mutable.



  • Otras secciones: