Amuletos

Los amuletos

 

La palabra amuleto significa “objeto que resguarda a una persona de algún problema”,el cual es un elemento transportable al que por acto de superstición se les es otorgado cierto poder sobrenatural para atraer buena suerte o dar protección a su dueño. Usualmente son piedras o gemas, monedas, estatuas, dibujos, anillos, colgantes, plantas, animales y oraciones utilizadas en ciertos momentos.

 

Son objetos muy antiguos en la historia de la humanidad, el hombre sintió  en ellos la manera de evadir los males que padecía. Al principio los amuletos fueron elementos naturales, como piedras, tallados en madera o cristales provenientes de la naturaleza, eran valorados por su forma, color o rareza. Luego se optaron por portar aquellos artefactos cotidianos a los cuales se les atribuía poderes. En el presente existen variedad de amuletos desde los comerciales hasta los personalizados.

 

El Oriente, cuna de los amuletos, al igual que la mayoría de las creencias más profundamente  arraigadas en el espíritu humano. Los judíos conocían los amuletos con el nombre Tohphoth, intentando Moisés destruir esta creencia al exigir a la gente llevar escrita frases  de la ley  en la mano, la frente, o en la entrada de sus casas,  como recordatorio de sus deberes, sin embargo éstas mismas frases con el tiempo fueron utilizadas como amuletos por las personas.

 

 

 

En la época de Jesucristo los amuletos eran muy populares entre aquellos hebreos, atribuyéndole al rey Salomón la creación de algunos de ellos, considerados como los más poderosos, utilizados para conjurar a los espíritus malos y proteger de enfermedades, costumbres provenientes de la antigua Persia. Los gnósticos están entre los principales supuestos divulgadores de las creencias orientales hacia el Occidente, daban mucha fe al poder de los amuletos. Persia, Egipto y Siria fueron quienes principalmente adoptaron estas costumbres.

 

Los árabes, a cuya raza pertenecen los hebreos, son extremadamente supersticiosos. no solo usan los filateros, como los judíos, y se cubren el cuerpo con sentencias del Coran, sino además llevan sortijas, piedras preciosas, y diversos objetos, que consideran poseen poder de curar enfermedades, arrojar demonios y destruir los malos efectos de los encantamientos. El talit judío, manto de rezo con las esquinas franjadas es uno de los más antiguos y comunes talismanes. Otro amuleto de tradición judía es el kimiyah o texto del ángel.

 

Los chinos, los tártaros y los brahamnistas llevan amuletos, también los budistas de la isla de Ceylan se aplican en las partes del cuerpo donde sienten dolores, figuras de demonios, y creen firmemente que sanarán  con aquellos cataplasmas.

 

Símbolos como los pentagramas han sido utilizados desde el medioevo como amuletos que atraen el amor, el dinero, protectores contra la desgracia o la envidia, también símbolos como los cuadrados mágicos, las firmas de los ángeles, cabalísticos han sido utilizados con fines positivos y negativos.

 

 

Los cristianos han adoptado el uso de amuletos, a pesar de que las autoridades cristianas mantuvieron siempre cierta distancia con respecto a estos objetos, aunque uno de sus amuletos más potentes contra los seres demoníacos ha el crucifijo. Existen también otros amuletos católicos  los cuales son los inspirados en “Vade retro satana” utilizados desde 1742, año en que obtuvo la aprobación del papa Benedicto XIV, para luego ser incorporado al ritual católico.

 

 

Los amuletos

 



  • Otras secciones: