Amarres de amor

Todo lo que necesitas saber sobre los Amarres de Amor.

 

Los amarres de amor pueden ser hechos con magia blanca o negra y son hechizos utilizados para llegar a controlar y someter el corazón y también la mente de otra persona.

 

En estos hechizos se utilizan oraciones que expresan un deseo profundo de una persona de “atar” o “amarrar” a alguien. En estas oraciones se suelen pedir que el otro solo piense en una, que esta persona sea a la única a quien desee, ame, necesite, vea, que desespere cuando no la vea, sienta temor de perderla y que no tenga ganas de estar con ninguna otra mujer jamás, entre otras cosas.

 

 

¿Cómo funcionan estos amarres?.

 

El objeto esencial que se debe tener para elaborar el amarre es una foto de la persona a ser hechizada. Elementos provenientes de la naturaleza son primordiales como agua, algunas flores, hierbas, etc. Velas de variados colores no deben faltar, pues cada color tiene su energía especial.

 

Los rituales de amarre o ataduras generalmente son realizados por la noche, en el sexto día de la semana (viernes), teniendo siempre presente el tipo de luna (llena, nueva, cuarto menguante o cuarto creciente) las cuales afectan de forma diferente y muy particular a cada hechizo.

 

Durante la luna nueva y también creciente, energías respectivas harán que la relación se desarrolle y perdure en el tiempo. La energía de la luna menguante, hará que la relación sea efímera. Y la luna llena hará que la relación crezca de una manera productiva.

 

Espíritus son invocados para que ayuden a que la persona hechizada sienta la inevitable necesidad de amar a la persona que lo está hechizando. Por este favor, se ofrecen promesas. Alguna de las entidades invocadas son el “Anima Sola” (quien es supuestamente una mujer que evitó dar de beber a Jesús crucificado y que por lo cual él la condenó al purgatorio), la “Pomba Gira” (cuyo origen es  africano, es una entidad que tiene gran poder de controlar y dominar a los hombres) y por último el “Espíritu del Dominio” que es muy poderoso al controlar personas.

 

¿Qué diferencia hay entre los amarres de magia blanca y los de magia negra?.

 

Cuando el libre albedrío de la persona a ser amarrada no es forzado, entonces es magia blanca, puesto que esta persona ya siente amor por la persona quien lo está hechizando. Este tipo de ataduras carece de consecuencias negativas en la relación. Esto no implica que no tengas que “pagar” con algo tuyo el favor de la concesión del deseo.

 

En el caso de los que utilizan magia negra, algunas veces pueden derivar en molestias mentales o físicas, como efecto secundario del favor otorgado.

 

Amarres de amor

 

 

 



  • Otras secciones: