Amarre Vudu

¿En qué consiste un amarre vudú?.

 

Antes que nada debemos comenzar aclarando lo que es el Vudú y evitar seguir cayendo en la mala publicidad que sólo sirve para desinformar con respecto a esto.

 

El Vudú en su esencia es una religión más, cuyos orígenes se remontan a África, que con el paso del tiempo fueron incorporándose algunos aspectos de la magia de Europa, la Indígena y el uso de las hierbas. También la creencia de que es un estilo de artes negras es erróneo, junto con la idea de que los alfileres clavados en los muñecos de vudú son utilizados exclusivamente con motivos de venganza, cuando generalmente éstos se usan solamente en los casos que se requiera el conducir energía curativa hacia un punto específico en el muñeco.

 

 

 

 

Volviendo al amarre vudú, este posee la opción de realizarse de dos maneras, por medio de la magia vudú y también a través de magia espiritual que utiliza mediums, en donde una sacerdotisa especializada contacta algún alma que esté aún alrededor de la zona en donde se encuentren para luego hacer el trato con la persona que requiere el amarre, obviamente habiendo solicitado previamente el consentimiento del alma de la persona solicitante.

 

Todo objeto que se decida ser utilizado para hacer la magia contendrá vibraciones negativas o positivas dependiendo de la cualidad y calidad del ritual y de las diferentes energías de la luna durante sus fases. Esto hace que el objeto viva y por ende debe ser tratado con mucho respeto, de lo contrario creará energía kármica que derivará en circunstancias incómodas que pueden ir desde la depresión, los accidentes, enfrentamientos, entre otras cosas más.

 

La magia vudú no debe tomarse a la ligera, es imprescindible tomar todas las precauciones necesarias al utilizar un muñeco, puesto que estos también pueden ser utilizados para motivos negativos. Y de la misma manera pueden ser usados para objetivos positivos como el de invocar la ayuda de un espíritu de luz que traiga vibraciones de amor a la pareja, todo esto con el fiel compromiso de prometer una vida de felicidad para la persona a quien se amarrará.

 

Los muñecos vudú son capaces de impregnarse de la energía de las personas que lo utilizaron, por eso es importante nunca usarlos con malos propósitos, y hacerlo con mucha responsabilidad puesto que tratar con entidades que son libres e incontrolables, puede resultar muy peligroso.

 

Durante el amarre, la médium o sacerdotisa que hace la negociación, pide a la entidad que le otorgue una concesión a cambio de algo, que por cierto no debe ser nada que perjudique la integridad de la persona. Generalmente son cosas sencillas como un regalo a algún pariente que aún esté vivo y cosas por el estilo.

 

Estos amarres no tienen vuelta atrás, así que el que lo solicita debe estar completa y absolutamente seguro de que es esa la persona con quien desea estar para toda la vida.


Amarre Vudú

 

 

 

 

 

 



  • Otras secciones: